domingo, 9 de septiembre de 2012

El otro McCoy de Brian McCabe



Título original: The other McCoy
Autor: Brian McCabe
Nº de páginas: 273 págs.
Editorial: JEKYLL & JILL
Año edición: 2012
Extras: El libro viene acompañado de 20 postales en blanco y negro de Edimburgo y un mapa de la cuidad.

Sinopsis:

"Es Nochevieja en Edimburgo y el cómico imitador Patrick McCoy espera su estelar aparición televisiva en El show de Hogmanay. El que debería ser un gran día para McCoy comienza, sin embargo, de forma mucho menos luminosa: deberá recorrer las calles de Edimburgo para vender mirillas de puerta en puerta, acompañado por una insistente resaca, algunos agujeros en su memoria más reciente y una multitud de voces en su cabeza. En su deambular por la ciudad, Pat se topará con variados personajes y con situaciones desternillantemente difíciles antes de entrar en el Año Nuevo".




Opinión:

¡Ay! , McCoy, McCoy…, dime amigo, y ahora ¿sobre qué les puedo hablar a los demás de ti?, ¿sobre ese paseo a tu lado por Edimburgo?, ¿sobre todo lo que me has mostrado de las costumbres de tu gente?¿sobre la forma irónica de hablar de la política y la sociedad escocesa?, o tal vez ¿ podría hablar de tu periplo por la ciudad buscándote a ti mismo? esa búsqueda del auténtico McCoy, también les podría contar lo de esas ganas de traspasar el libro, darte un abrazo y decirte –no pasa nada, muchacho, todo mejorará, ya lo verás.

Tenía ganas de darme un paseo por Edimburgo y por ese motivo y con esas expectativas me compré tu libro, para pasear,  y para tener las 20 maravillosas postales en blanco y negro que la editorial regala sobre tu ciudad, sobre tu recorrido, sobre tu búsqueda. Lo que no me esperaba era que iba a pasear contigo, mientras voy visitando las calles, los “closes”, las casas de las diferentes clases sociales edimburguesas, las tiendas, los pub, la ciudad vieja y la nueva, la Royal Mile, San Giles, ...  Me ha encantado sentir el frío de Edimburgo en la cara, la humedad en la ropa, a la vez que iba caminando a tu lado, a la vez que ibas recordando tu vida, a la vez que te iba menguando la esperanza. Me hubiese gustado colarme, animarte con un abrazo sobre el empapado abrigo, apoyar la nariz helada sobre tu oreja y susurrarte que todo iría bien, que eres buena persona, y que todo, tarde o temprano, iba a mejorar, pero no pudo ser, no podías oírme.

No puedo dejar de nombrar a la editorial, que ha hecho un trabajo formidable. El libro empieza con una introducción muy buena, dónde nos ponen en situación, y nos cuentan el estado del país en el que al autor se le ocurrió situarte, McCoy, para que todos entendamos tus circunstancias, la crisis que había,  el alto porcentaje de desempleo, la subida de impuestos, el descontento de la clase obrera ante la presión de la señora Thatcher, las manifestaciones de los mineros, etc.  McCoy, te aseguro que la sociedad española va a entender perfectamente tus circunstancias en 1990, casi casi, como si estuviésemos viviendo algo así nosotros, pero por si nos perdemos en algún momento en el que se habla de marcas, de programas de televisión, de revistas, de canciones…, no falta una nota a pie de página aclarándolo todo y explicándolo perfectamente, por lo que creo que debes de ser agradecido y estar contento con tu editorial, que a nuestro paso, va limpiando las calles de toda duda, para poder seguir paseando por el libro con total comodidad.

También nos explican que hay una expresión habitual en la lengua inglesa que es hablar del “auténtico McCoy” cuando quieren decir que algo es de verdad, el auténtico sin lugar a dudas, de ahí que en algún momento te creas “el otro” pero tú sabes que eres de verdad, no dejes que nadie te confunda, ni siquiera tu otro yo.

Gracias por dejarme pasar un día a tu lado, solamente ha sido un día, el Hogmanay, pero te aseguro que no lo olvidaré, me ha sido muy agradable tu compañía al igual que tu ciudad, creo que habéis compartido el protagonismo de igual manera. Gracias de nuevo Pat ¿te puedo llamar así?, estoy segura de que sí, ha sido un placer conocerte, por eso lo cuento aquí, para que muchos otros te conozcan y puedas compartir tu particular Nochevieja con ellos. ¡Feliz año nuevo, amigo! y dale un abrazo a Yvonne y a Jinx.

Aquí está el enlace al pub The Tron de Edimburgo.


Y por si alguien quiere ver un poco de Edimburgo.



Información sobre el puente de Dean.


La estupenda catedral de St. Giles 


La Royal Mile, que une el castillo de Edimburgo con el palacio de Hollyrood, y donde pasear es retroceder en el tiempo.



Estación de Waverley y el puente. Foto de Chris Mckenna.


Puente de Waverley. Foto de Stephen McKay.


Pub The Tron.


El puente Dean.



Feria navideña en Edimburgo.



Celebración de Hogmanay en Edimburgo.




Árbol de Navidad ante la catedral de San Giles.








4 comentarios:

  1. Otro que me dan ganas de leer!!, podías haber hecho la reseña antes del verano, que he estado en Edimburgo!!, lo habría mirado con otros ojos.
    Besos,
    Marisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, piensa en positivo, ahora al leer el libro podrás reconocer los escenarios y así meterte dentro con más facilidad, ya verás cómo te ves paseando por la Royal Mile de nuevo. Yo es que estuve justo en diciembre, con todo el ambiente navideño y un frío horroroso, nieve, etc., así que con el libro, reviví todo eso, ha sido estupendo.
      Léelo, no le des más vueltas, es cortito, seguro que te gusta, y más conociendo ya las calle empedradas de la ciudad. Además está hecho con mucho, mucho mimo por la editorial, es una pequeña joya. Ya me contarás.

      Eliminar